jueves, 1 de octubre de 2015

Alegrías... y cosas que pasan


Hoy el cartero golpeó a la puerta y me entregó el esperado sobre con mis ejemplares de El viento en los Sauces, editado por Miles Kelly Publishing.  ¡Alegría! Tal como se veía en las fotos, el libro es precioso. Todo es muy lindo: el papel, la impecable impresión, la preciosa cajita contenedora, los detalles de todo tipo. Fue un trabajo muy cuidado de cada uno de los que participamos en el proyecto y eso se nota en el resultado final: un bello libro.

Tan hermosa edición, merecía una hermosa presentación, así que, tal como tenía planeado casi desde el inicio de este proyecto, partí caminando, libro en mano y cámara de fotos al cuello, para sacarle las fotos en el escenario que imaginé que se merecía: los sauces a la vera del arroyo Ramallo, que pasa a pocos metros de nuestra casa.

Hasta aquí, la primera parte del título de este post: Alegría... ahora comienza el relato de Cosas que pasan ;)
Puse el libro sobre el tronco de ese sauce, el sauce que desde el principio asocié con este proyecto. Le saqué un par de fotos sobre el árbol, y mientras pensaba "no voy a arriesgar a que se caiga, seguiré sacando fotos del interior en el pasto, con el arroyo de fondo", escuché el fatal "¡PLOF!"... y vi como mi adorado libro se hundía en el agua, desaparecía, y volvía a surgir, flotando.



Lo que sucedió a partir de ese instante, (a horas de haber pasado el hecho y ya con el libro en recuperación -secándose al sol- y mi cabeza más fría) se ve en mi mente como una película de Chaplin, de la que soy total y absoluta protagonista Emoticono smile ... El libro flotaba ¿casualmente? con su tapa para arriba. Flotaba en el río, como el bote de Rata, y se iba mansamente con la corriente. Admito que hubo un microsegundo de desesperación en el que casi me tiro de cabeza a buscarlo... Casi enseguida decidí que no era la mejor opción Emoticono wink Dejé la cámara de fotos y el celular en el piso y a resguardo (algo de sentido común aún me quedaba, je), y busqué un palo con el que acercar el libro a la orilla. El arroyo no está tan crecido como otras veces, y en ese preciso lugar, hay como un metro de barranca -barrosa, porque ayer llovió-. El único palo que encontré fue una rama enorme de fresno caída y con eso, incomodísima, logré trabarlo contra la orilla, luego saltar el escalón que me separaba de él y rescatarlo chorreando agua... Ahora que pienso, la tapa del libro tiene a Sapo, el más hilarante de los protagonistas de El viento en los Sauces, con su cara de desquiciado loco conduciendo un auto... la misma cara que debo haber tenido yo, durante los segundos que duró el rescate :)

Volviendo al principio de este largo post: el libro es de hermosísima calidad: A pesar de haber estado minutos sumergido y flotando en el agua, salió bastante bien parado de su aventura acuática. Yo ahora, puedo reírme de todo lo pasado...

¡Y miren qué lindo que es! :)











Today, the postman knocked at my door and delivered me the expected envelope with my copies of The Wind in the Willows (http://www.mileskelly.net/). Hapiness!  As seen in the photos, the book is lovely. Everything is very cute: the paper, the printing, the beautiful container box, the details of all kinds. It was a very carefully job of each of us involved in the project and it is shown at the result: a beautiful book.

So beautiful edition, deserved a beautiful presentation, so as I planned almost from the beginning of this project, I went walking, book in hand and a camera around my neck, to get the pictures on stage I figured he deserved: the willows beside the stream Ramallo, which passes by a few meters from our house.

From now on, the story changes....
I put the book on the log of the willow, that willow I've been associated with this project from the beginning. I took a couple of photos of the book on the tree, and while thinking "I'm not going to risk it to fall, I'll keep taking pictures of the interior in the grass, with the river background," I heard the fatal "PLOP!" ... and I saw my beloved book sank into the water, disappeared, and returned to emerge, floating.

What happened from that moment ( hours had passed since the incident and the recovered book is drying by the sun) appears in my mind as a Chaplin film, of which I am totally and absolute protagonist Emoticono smile ... The book was floating with its cover up. It was floating in the river like Ratty boat , and went meekly to the stream. I admit there was a microsecond of despair in which I almost jumped into the water to look for it... Almost immediately I decided it was not the best option Emoticono wink I looked for a stick to bring the book to the bank. The stream is not as grown as usual, and at that place, there is a meter of gully. I found a huge branch of ash fallen in the grass and with that, very uncomfortable, I managed to lock it against the shore, then skip the step between me and it and rescued it, dropping water ... Remembering that moment now, I think the cover of the book shows Toad, the most hilarious of the protagonists of The Wind in the Willows, with his crazy face driving a car ... the same face that I might have had while lasted the rescue Emoticono grin

Returning to the beginning of this long post: the quality of the book is amazing. It had been floating on the stream some long minutes and it doesn't look so bad right now... And I can laugh after all :)

1 comentario:

Flac_k dijo...

Que trabajo tan hermoso! el libro está divino, esos detallitos de las hojas, las caras de los personajes, realmente lindo.

Me hiciste reír! con esas cosas que pasan, no me imagino la angustia! Yo creo que si me hubiera lanzado al rescate, jajaja.

Maravilloso trabajo.

Un abrazo!