domingo, 14 de abril de 2013

Una señal


Ocho años. Sólo ocho años, tenía yo. Llegaste de ese viaje con un regalo para cada uno de los tres, como siempre. A mí me regalaste un lápiz. Un lápiz portaminas. Un lápiz "importante", de adulto, que ratificaba mi condición de "ser la mayor". No pude valorar la relevancia de ese hecho en ese momento. Recuerdo la sensación de envidiar a Vero porque a ella le habías traído una muñeca rubia, símil Barbie. Mi cara lo debe haber dicho todo, porque a la vuelta del próximo viaje, la muñeca símil Barbie –pelirroja, en este caso- fue para mí.

El caso es que la muñeca pelirroja aún existe entre las muñecas de mi hija –ya adulta ella también- y el lápiz que ya tiene 35 años, es el lápiz que sale de mi cartera para apoyarse en mi mesa de dibujo. Es el lápiz con el que proyecto, imagino, boceto, todas mis ilustraciones y con el que escribo mis sentimientos-pensamientos…

En el sueño, yo estaba rodeada de gente desconocida esperando para entrar a una escuela. Alguien me preguntó por ese lápiz amarillo que yo acababa de sacar de mi cartera. Bajé la vista hacia mi mano, como para empezar a relatarle a esta persona, la historia de ese lápiz. Y en el momento en que levanté mi mirada, vos estabas frente a mí, a escasos centímetros, mirándome… tan cerca como para desarmarme -en el mismo sueño- jadeando de sorpresa… Tan cerca como para abrazarme de golpe, en un abrazo apretado que me deshizo en lágrimas de incredulidad y nostalgia, los suficientes segundos como para que yo siga –aún- sintiendo lo tangible del contacto físico en ese abrazo… y la caricia de tu mano en mi pelo.

Esa señal.




7 comentarios:

Veroka dijo...

Que hermoso sueño... que vívido...
Que cosa, no? Cuando aparecen las personas justas, en el momento justo, para acompañarnos, con un cálido abrazo, aun siendo un sueño, y decirnos que están muy muy cerca nuestro.
Vas a estar bien, te lo dijo él, te lo decimos las personas que te queremos...
beso enorme♥

Sweet carolain dijo...

Ay, Marce, qué decirte. Esa sensación tan rara que dejan éste tipo de sueños. La entiendo, y la vivo muy seguido. Y la historia del lápiz, hermosa. No se qué estará pasando, pero te mando un abrazo. :) besos

roberto.A. dijo...

vos sabés que ese lápiz, a la noche cuando vos te vas a dormir para transformarte de nuevo en chiquita, comienza a moverse sobre los papeles en tu tablero y dibuja todos los sueños que vos tenés. nunca dejes de "olvidarte" un papel en blanco sobre tu tablero. el lápiz no tendría dónde dibujar esos sueños, que obviamente, a la mañana siguiente se borraron mágicamente y el papel está ahí, como si nadie lo hubiera tocado. :)♥

ALICIA CHACÓN dijo...

Marce, todo hoy ! recordar la Plaza de Revolución y por supuesto asociarla a tu papá, mi mejor amigo, estar todo el día enganchada en esos recuerdos, y ahora leer esto...vos sabes lo mucho que te quiero, te abrazo de corazón..el siempre está, dicen que mientras alguien nos recuerde seguimos vivos..<3


Jorgelina dijo...

Hermoso Marcela!

v a l e r i a c i s dijo...

Piel de gallina...

Mirita dijo...

Te abrazo, hermosa! <3