viernes, 22 de febrero de 2008

¡Estoy de vuelta!





¡Hola, gente! Ya sé que hace más de un mes que no aparezco. Tuve un mes de enero con mucho trabajo. Y los primeros días de febrero me tomé unas merecidísimas vacaciones. Fuimos a Río Ceballos, Córdoba, como todos los años. MI lugar en el mundo, nuestro lugar en el mundo. Ése donde logro desenchufarme del vértigo de todo el año y me conecto con lo mejor de mí. Por lo menos, éso es lo que siento estando allá, mirando la sierra de enfrente desde la ventana de nuestra habitación, tomando mate a orillas de alguno de los mil ríos serranos, sólo concentrada en escuchar el sonido del agua entre las piedras...
Comparto algunas fotos con ustedes. Como verán en alguna de ellas, mis hijos disfrutan también de la paz de estos lugares.

Pido mil disculpas por haberlos abandonado todo este tiempo. No me gusta prometer en vano, pero voy a intentar que no vuelva a pasar tanto tiempo sin postear. Y, sobre todo, muchas gracias a todos los que siguieron visitándome con la esperanza de que hubiera posteado algo. Por tener la paciencia de seguir viniendo y "tirarme de las orejas" para que volviera a aparecer...

2 comentarios:

Merce dijo...

que lindo lo que contas...yo tambien estuve por cordoba...pero por calamuchita y tambien creo que descubri mi lugar...gracias por pasarte por mi blog...

Paola dijo...

Bienvenida, qué suerte que la pasaron tan bien!